Sobre mí

Escritor de aforismos, artículos, poemas & relatos.

Me llamo Jorge Ángel y me apellido Aussel, con doble s. Siempre tuve que aclararlo para que lo escribieran bien. A veces me pregunto si mi nombre completo no será así, con aclaración y todo.

Nací en abril de 1989 en Buenos Aires, Argentina, y hasta los 29 años viví la mayor parte del tiempo en Ciudadela.

Desde los 22 participo en el foro de perfeccionamiento y crítica literaria Ultraversal, el cual cuenta con una revista digital en la que aparecen varios de mis escritos. Asimismo, algunos de mis poemas han sido seleccionados para formar parte de distintas antologías.

Estudié la carrera de Pastelería Profesional e hice varios cursos de cocina, aunque a lo largo de los años me he dedicado a hacer muchas cosas diferentes las unas de las otras. Si algo me caracteriza es que me apasiona aprender, pero por sobre todo, poner en práctica lo aprendido.

Siempre quise vivir cerca del mar. La vida quiso que así fuera, pero a más de 10 mil kilómetros de casa. Primero en Barcelona y después en Santa Pola, Alicante, donde resido actualmente con Miriam, mi mujer. Y quizá la mayor responsable de que hable esta mezcla enquilombada entre argentino y español que muy probablemente tiña también mi forma de escribir.

De niño no destaqué ni en lectura fluida ni en narrativa ni en poesía. Mis horrores de ortografía, como solían llamarles, eran atroces. Mi caligrafía, digna de un exhaustivo estudio grafológico. Tal es así que mi maestra de quinto grado le sugirió a mi madre que mandara a analizar mi letra porque parecían jeroglíficos.

Para más inri, a los 13 repetí de curso por desaprobar sintaxis y poesía, además de matemáticas.

Con ese historial, ser escritor no estaba entre mis planes. Ni en los planes de mis padres que lo fuera. Ni en los planes de nadie, creo yo.

A los diecitantos, sin embargo, y a pesar de que yo no podía escribir porque yo no servía para eso, comencé a hacerlo a diario. Primero fueron historias paranormales, luego una novela que nunca terminé y más tarde cosas que me costó bastante tiempo reconocer como poemas. Los sonetos y los aforismos llegaron tiempo después.

La letra la mejoré decantándome por la imprenta, la ortografía escribiendo mucho y leyendo todavía más, y creo férreamente en que si alguien dice que no puedes lograr tu sueño, lo único que no puedes es darle la razón.

Ahora que ya sabes un poquito más de mí…

¿Te gustaría recibir mis últimas novedades?

Suscríbete a mi newsletter y te avisaré cuando publique nuevos contenidos.